Insólito momento

“Soy Mafalda, soy Liza Minnelli”: Darío Barassi se animó a más y generó las carcajadas de todos

Darío Barassi demostró por qué es uno de los conductores más carismáticos de la televisión argentina.
miércoles, 6 de octubre de 2021 · 00:35

Darío Barassi es uno de los conductores de la televisión argentina que en este 2021, sin dudas dejó su marca. Desde que se puso al frente de uno de los éxitos más rutilantes de El Trece como lo es “100 Argentinos Dicen”, el sanjuanino solo tuvo elogios por parte de sus colegas. En la edición de hoy, del célebre ciclo de El Trece el artista dejó en claro que con tal de hacer reír a su público es capaz de hacer cualquier cosa. Todo comenzó cuando el presentador estaba por jugar con la familia Romero y se acercó una de las asistentes y le llevó una peluca.

“¿Qué me trajiste, una peluca? A ver si me pone de buen humor, vení ¿Qué elegiste hoy, un carré morocho? Me gusta un carré de cerdo”, manifestó Darío Barassi, mientras le colocaban el pelo postizo en pleno programa. Acto seguido el instagrammer reconoció: “No sé si me queda bien esta. Soy Mafalda, soy Liza Minnelli”. Estas palabras hicieron que todos en el estudio comiencen a reírse a carcajadas, ya que el aspecto que tenía era desopilante.

Al verse en las cámaras, Darío Barassi parece que no se convenció para nada y le hizo un nuevo pedido a su productora. “No sé si me gusta. Traeme otra opción Gigi, no sé si me gusta”, indicó el actor. Sin embargo, todos lo que estaban detrás de cámaras se encontraban muy felices con el look del conductor. “¿De que se ríen ahí atrás? como si tuvieran un chiste bueno ¿A quién dicen que me parezco?”, expresó el humorista y fue en busca de las personas que se reían, ya que todos decían que se parecía a Carlitos Balá. Del mismo modo, el consultor señaló: “A Carlitos Balá puede ser, pobre Carlitos, un beso”.

 

El artista recibió un gran regalo

Darío quedó obnubilado con un regalo que le llevó uno de los participantes de “100 Argentinos Dicen”. El obsequio en cuestión fue una tabla de madera en forma de cerdo, algo que lo enterneció mucho. “¿Tiene hambre? Bueno, alguien le tiene que dar el pecho, chicos. Bueno, traémelo, traémelo. Dame dos segundos que tengo que darle a comer a mi hijo. Son tres segundos, porque él come muy poquito”, manifestó el exprotagonista de “Educando a Nina”.