CON ESTILO

Imprescindible: en qué lugar de la casa se deben ubicar los cactus para que den buena energía

Deben contar con buena luminosidad y no estar en lugares muy fríos.
viernes, 4 de junio de 2021 · 16:59

Son versátiles y ayudan a mejorar el ambiente: los cactus son unas de las plantas más fáciles de mantener y además son aquellas que mejor equilibran la energía de nuestro hogar.

Este tipo de plantas tiene la facultad de protegernos de ciertas radiaciones que puede emitir algunos de los artefactos electrodomésticos que hay en nuestra casa, por lo que algunos sugieren tenerlos cerca de la computadora.

Para el feng shui, es óptimo ubicarlos en la entrada de la casa. 

Los cactus, por sobre todas las cosas, ayudan a limpiar el aire del dióxido de carbono que producimos, por lo cual mantener alguna variedad de ellos en el interior de la casa mantendrá el ambiente más puro.

Pero, además, según los conceptos del feng shui, mejoran enormemente la energía del hogar porque sus espinas son consideradas como una defensa de la “mala onda”. Aconsejan colocarlos en la entrada de la casa para rechazar cualquier energía negativa.

 

Cuidados básicos

Uno de los puntos más importantes es regarlos periódicamente, sin exagerar, y hacer un riego profundo, es decir, que llegue hasta la raíz. Siempre es oportuno esperar a que la tierra esté seca para regar. Habrá que protegerlo si está en el exterior, sobre todo cuando llegan las épocas de lluvia o el invierno. Y, en esos casos, conviene ponerlos en un lugar bajo techo.

Otro de los puntos que los expertos en jardinería destacan es que se deben colocar en lugares donde reciban mucha luz natural. Y un dato para tener en cuenta es que las especies de cactus con pocas espinas o suculentas requieren sombra y sol suave y aquellos con muchas espinas o espinas grandes necesitan sol directo.

Aquellos que tienen espinas chicas pueden ubicarse a la sombra.

Hay que evitar los cambios abruptos de temperatura. Así que nunca dejarlos en interiores muy calurosos y tampoco en lugares demasiado fríos: las temperaturas por debajo de los 7 ºC los dañan terriblemente.

El sustrato es capítulo aparte: para que prosperen, deben ubicarse en suelos con tierra enriquecida y preparada especialmente o bien hacerla nosotros con tierra y arena.