CON ESTILO

El lugar perfecto para criar a los chicos: la casa con jardín de Juana Repetto y Sebastián Graviotto

Tras residir en un PH de Palermo, la familia decidió mudarse a zona Norte, con Toribio y Belisario.
sábado, 4 de septiembre de 2021 · 20:00

Venían de compartir la vida y el amor en el histórico PH de Juana Repetto en Palermo, donde creció su hijo Toribio. Pero en los últimos meses y con la llegada de Belisario, el nuevo integrante de la familia, decidieron partir para la zona norte.

En la nueva residencia que la hija de Reina Reech comparte con Sebastián Graviotto y sus respectivos hijos, la consigna fue que los niños tuvieran lugar para correr y disfrutar del aire libre.

Mucho árbol y luz para la residencia de zona norte de Juana. 

Durante la cuarentena fue el momento clave ya que la pareja pasó sus días con Toribio y Lupe, la nena de él, fruto de una relación anterior.

Más allá de los problemas en la mudanza que relató Juana en su momento, lo cierto es que ahora están fascinados con la casa ubicada en un barrio privado de zona norte.

La vivienda está en un barrio privado y es muy luminosa. 

Uno de los sitios preferidos de Juana es el comedor diario, donde instalaron un juego de mesa y sillas de estilo escandinavo, aunque de colores diferentes. Pero además allí es donde la familia pasa la mayor parte del tiempo porque cuenta con un gran ventanal que da directo al patio.

Sobre todo para Toribio, que es el hijo mayor de Juana, el patio y la naturaleza son atractivos para poder disfrutar y jugar según se lo ve en las historias o fotos que postea la artista en las redes.

 

Otra tarea adicional

A la hora de mudarse, decidieron que podían dejar el PH palermitano acondicionado para alquiler temporario y para eso iniciaron una serie de refacciones.

El buen gusto de Juana deslumbra en el PH que dejó en alquiler. 

En la idea tuvo mucho que ver su suegra, que trabaja en el mercado inmobiliario, ya que gracias a ella encontraron un inquilino. Esta casa tiene 4 ambientes, 3 baños y 3 dormitorios distribuidos en 100 metros cuadrados y dos plantas. En la planta baja se ubica el comedor con cocina incorporada y, en el primer piso, la habitación principal que da a una terraza.

Durante la mudanza, Juana Repetto reconoció que le había provocado mucho estrés: “Bajé y vi lo que era mi casa y casi muero. No saben el laburo que están haciendo mi marido y los chicos de la empresa de mudanza”.