China

Maníaco del Lego: un hombre construyó la Ciudad Prohibida de Pekín con cientos de miles de piezas

Antes, el ciudadano chino había construido miniaturas de Notre Dame o el palacio de Westminster, pero este fue su proyecto más ambicioso.
sábado, 26 de junio de 2021 · 09:21

Un año y 700 mil piezas de Lego. Un ciudadano de China hizo un inusual y extraordinario homenaje a uno de los lugares más emblemáticos de su país, al recrear con suma fidelidad la Ciudad Prohibida, ubicada en la capital del país asiático. No es la primera vez que Li Zhining recrea conocidos monumentos, pero esta vez tiene un objetivo mayor: que el mundo vea su obra y conozca a través de ella la cultura y el espíritu de su país.

Para poder hacer una réplica fiel de este inmenso complejo palaciego, Li tuvo que tomarse su tiempo. Tardó un año en poder reproducir a la perfección más de 70 palacios con sus patios y sus puertas, más de 9 mil casas, las torres y las murallas que rodean toda la Ciudad Prohibida con los pequeños bloques de plástico. Su obra se extendió tanto que mide 4 metros de largo y 2,4 metros de ancho.

Ninguna de las piezas fue alterada, todo es original.

Li contó a China Daily que comenzó este hobby en el año 2008. A lo largo de los años, su colección de Lego creció una enormidad: tiene once toneladas de bloques, peso que representa más de 100 millones de piezas. Por ello, no es de extrañar que haya sido apodado como “el maníaco del Lego”. Antes de enfrentarse con el desafío de construir una miniatura de la Ciudad Prohibida, el hombre oriundo de la provincia de Cantón ya había reproducido el palacio de Westminster, la Torre de Cantón y la catedral de Notre Dame, entre otros emblemáticos edificios.

 

Otro tipo de construcción

En la misma provincia de Cantón, el Gobierno de China planea construir un impresionante edificio, aunque no de Lego: un gigantesco centro para que quienes lleguen del extranjero hagan cuarentena debido a la pandemia de coronavirus. El objetivo de Pekín es reducir el riesgo de propagación de las variantes más contagiosas del virus que ya causan preocupación en otras partes del mundo.

Este complejo tendrá una superficie de 250 mil metros cuadrados. “Habrá 5 mil plazas aisladas y la gente estará en aislamiento de manera conforme a las normas estrictas para asegurarse de que no infectan a otros”, explicó el experto chino Zhong Nanshan al diario South China Morning Post. Según las autoridades, los hoteles donde los viajeros hacían una cuarentena de dos semanas no están preparados sanitariamente para contener las nuevas variantes más contagiosas.

Más de

Otras Noticias