ESTADOS UNIDOS

Florida aprobó una polémica ley que prohíbe el aborto después de la semana 15 de embarazo

La normativa solo contempla la excepción en caso de que la vida de la madre corra riesgo o el feto presente malformaciones.
jueves, 14 de abril de 2022 · 22:44

El gobernador del estado de Florida, Ron DeSantis, promulgó, hoy, una controvertida ley antiaborto que impide la interrupción del embarazo después de la semana 15 de gestación sin limitaciones para casos de abusos, tráficos de personas o incestos.

La normativa, que entrará en vigor a partir del 1 de julio, reduce de 24 a 15 semanas el tiempo legal para poder abortar en el estado de Florida, ello emula la normativa aprobada el año pasado en Mississippi por el también republicano, gobernador Tate Reeves. 

Ahora bien, la nueva ley de aborto aprobada en Florida solo contemplará excepciones para dos causales: en caso de que la vida de la madre corra riesgo o que el feto presente malformaciones o una enfermedad congénita, detalló el gobernador durante la promulgación del texto. 

“Para poder practicar un aborto después de la semana 15 de embarazo, las gestantes deberán presentar un informe médico, avalado por dos especialistas, donde se certifiquen dichas condiciones de salud y se solicite la práctica por escrito”, puntuliazó. 

La causal en caso de abusos no fue considerada en el nuevo reglamento. 

 

Feministas condenan la nueva ley antiaborto

Tras la promulgación de la ley, diversas organizaciones sociales y colectivos feministas de Florida criticaron a DeSantis por “limitar el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos” y lo acusaron de “politizar los derechos reproductivos del gremio”. 

Risa Kaufman, directora del Centro de Derechos Reproductivos del estado, expresó, hoy, su rechazo a la nueva normativa y denunció que “el acceso al aborto sigue estando fuera del alcance de muchas mujeres en los Estados Unidos”. 

Feministas planean movilizarse mañana para exigir la derogación de la ley. 

Asimismo, calificó el decretó de “ilegal y cruel” y apuntó contra DeSantis por su iniciativa. “Al firmar esta legislación tan cruel, el gobernador Ron DeSantis está privando a las mujeres a decidir sobre sus propios cuerpos y está politizando de forma arbitraria e ilegal los derechos reproductivos de las mujeres. Esto no puede continuar”.

Con la aprobación de este proyecto de ley, Florida se convirtió, hoy, en el cuarto estado norteamericano en reducir el tiempo legal para abortar dentro de su jurisdicción. El primero fue Texas, el segundo Mississippi y el tercero Kentucky, todos gobernados por líderes republicanos. 

Organizaciones de DD. HH. y de mujeres apelarán la decisión en el Supremo Tribunal. 

Además, en el estado de Oklahoma, el también gobernador republicano Kevin Stitt, aprobó, el pasado martes, un reglamento que prohíbe la práctica dentro del territorio, con la única excepción para casos de emergencias médicas en la madre o el feto.

Otras Noticias