MYANMAR

Aung San Suu Kyi, Nobel de la Paz y expresidente de Myanmar, fue condenada por corrupción

Un tribunal de justicia birmano, presidido por militares de la Junta de Gobierno golpista, emitió su sentencia.
miércoles, 27 de abril de 2022 · 23:57

Aung San Suu Kyi, la depuesta presidenta de Myanmar y Premio Nobel de la Paz 1991, fue encontrada culpable por uno de los 11 cargos por corrupción que pesan en su contra. Así lo informaron los medios locales el miércoles tras completarse el primero de sus varios juicios.

De acuerdo con la reseña del diario Myanmar Now, un tribunal de justicia en la capital del país, liderado por militares de la Junta de Gobierno que la derrocó en febrero del año pasado, le impuso una condena de cinco años de prisión por este primer delito, mientras se realizan los preparativos para las otras diez acusaciones. La líder civil de Myanmar podría ser condenada de por vida. 

Aung San Suu Kyi se encuentra en prisión domiciliaria desde hace 14 meses. 

La justicia de Myanmar la acusa de haber recibido un cuantioso soborno de poco más de 600.000 dólares y varios lingotes de oro por parte de un político aliado de su partido, Liga Nacional para la Democracia (LND), a cambio de favores y contrataciones para obras públicas. 

El año pasado, la también ganadora del Premio Sájarov 1990 había sido condenada a otros seis años de prisión por tres delitos penales: transgresión a la ley de telecomunicaciones, quebrantar las reglas sanitarias por el coronavirus e incitar a una rebelión civil contra la Junta de Gobierno que la depuso de su cargo frente a la Presidencia. 

El juicio contra la política birmana se lleva a cabo bajo completo hermetismo. 

 

De qué otros cargos se le acusa

La exdirigente de Myanmar se enfrenta a una larga lista de acusaciones en su contra, la cual incluye delitos de corrupción, abuso de poder, tráfico de influencias, vulneración de la ley de secretos de Estado y fraude electoral. Este último basado en las pasadas elecciones presidenciales en las que resultó electa.

De encontrarse culpable de todos estos cargos, Aung San Suu Kyi podría ser condenada a más de 100 años de prisión, aunque pagaría el total de su condena bajo arresto domiciliario. Recordemos que la exmandataria fue derrocada por un golpe militar el pasado 1 de febrero de 2021 y desde entonces ha estado detenida en su residencia. 

Cargando más noticias
Cargar mas noticias