BREONNA TAYLOR

La Fiscalía de EE. UU. presenta cargos contra 4 policías involucrados en la muerte de Breonna Taylor

La mujer afroamericana se convirtió en uno de los íconos del movimiento antirracista Black Lives Matter (Las Vidas Negras Importan). 
jueves, 4 de agosto de 2022 · 19:42

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos presentó cargos este jueves contra los cuatro policías de Louisville, Kentucky, que estuvieron involucrados en el asesinato de Breonna Taylor, la técnica en emergencias sanitarias que fue baleada en su residencia durante una redada policial en noviembre de 2020. 

En declaraciones a la prensa, el fiscal general y secretario del Departamento de Justicia de la nación, Merrick Garland, anunció que los cuatro acusados se enfrentan a cinco cargos federales por su papel en el asesinato de la joven afroamericana Breonna Taylor, cuya muerte la convirtió en uno de los íconos de las protestas antirracismo del 2020 en Estados Unidos. 

Los fiscales concluyeron las investigaciones y presentaron los cargos oficiales contra los agentes de policía. 

La Fiscalía los acusa de vulnerar los derechos civiles de la víctima, utilizar fuerza excesiva durante el allanamiento, obstrucción a la investigación, conspiración y falsificación ilegal de pruebas y emitir declaraciones falsas bajo juramento durante el juicio de Breonna Taylor en 2021. 

De acuerdo con los fiscales, los acusados conocían perfectamente sus acciones y sabían que falsificar una declaración jurada obstruía la investigación sobre la muerte. “Alegamos que estos actos ilegales resultaron en la muerte de la Sra. Breonna Taylor”, expresó el fiscal a cargo del caso.

El año pasado, la justicia condenó a Myles Cosgrove por el asesinato de Taylor. 

Los investigadores revelaron que “los oficiales de policía ingresaron ilegalmente al apartamento de Taylor” la madrugada del 13 de marzo de 2020 bajo el pretexto de una “presunta operación sobre tráfico ilegal de estupefacientes”, pero “no poseían una orden de allanamiento para revisar el inmueble”.

Luego de la redada fallida, los agentes Kelly Goodlett y Joshua Jaynes falsificaron la declaración jurada utilizada para obtener la orden de allanamiento del apartamento de la víctima, lo que supone una transgresión de las leyes federales de derechos civiles. 

La mayoría de los agentes involucrados en este asesinato siguen trabajando en la policía de Lousville, Kentucky. 

Por su parte, los oficiales Brett Hankison y Kyle Meany habrían “encubierto esta conducta ilegal” de sus colegas y “mentido durante la investigación” que realizaron detectives del FBI. “Los cuatro acusados se reunieron en un garaje para acordar la historia falsa que le contarían a los investigadores”, aseguró el fiscal Merrick Garland. 

“Conspiraron para engañar a las autoridades que investigaban el incidente. Sus acciones ilegales entorpecieron los resultados de las averiguaciones. Breonna Taylor debería estar viva hoy”, concluyó el secretario del Departamento de Justicia. 

La muerte de Breonna Taylor desató una ola de protestas en Estados Unidos. 

 

Muerte de Breonna Taylor 

Breonna Taylor, de 26 años, y su novio, Kenneth Walker, se encontraban durmiendo en su departamento en la ciudad de Louisville, Kentucky, cuando alrededor de la medianoche escucharon ruidos en la puerta del inmueble. La pareja de Taylor, al creer que se trataba de un intento de robo, accionó su arma de fuego en la oscuridad e hirió a un oficial de policía. 

Inmediatamente, los agentes de policía respondieron a los disparos y abrieron fuego contra el sujeto, quien perdió la vida en el lugar tras recibir varios impactos de bala. Mientras tanto, Breonna, que nunca salió de su habitación, recibió ocho heridas de bala que acabaron con su vida. En junio pasado, la joven estadounidense cumpliría 29 años

La policía disparó más de 30 veces durante el allanamiento.

La muerte de Breonna Taylor, Kenneth Walker y George Floyd, el afroamericano de 46 años que falleció por asfixia en 2020 mientras se encontraba bajo custodia de la policía de Minneapolis, desencadenaron en una ola masiva de protestas antirracismo en Estados Unidos y decenas de países del mundo. 

Sus rostros se convirtieron en íconos del movimiento global Black Lives Matter (Las Vidas Negras Importan, en su traducción al español), el colectivo que denuncia la injusticia racial y la brutalidad policial.

Otras Noticias